ARQ 112 | Deconstrucción


COMPRAR





Los proyectos no siempre se pueden formular antes de su realización. Algunas veces se conceptualizan durante la marcha. En otras ocasiones, son demasiado radicales para ser anunciados. Pero la mayoría de las veces su formulación se hace en retrospectiva simplemente porque el tiempo otorga mayor claridad sobre lo que se ha hecho. Por eso es que recién ahora podemos darnos cuenta de las ideas que intentamos desplegar en los últimos ocho años. Dado que ARQ existe desde 1980 – y esperamos que continúe por muchas décadas más – podemos mirar lo acontecido desde aquel ya lejano 2015 como un viaje que se desvió del camino previo, adentrándose en territorios menos conocidos y, quizás por lo mismo, más interesantes de explorar. Ese desvío era muy necesario: la trayectoria era tan predecible que no era difícil anticipar que se encontraba en curso de colisión.

Deconstruir esas ideas anquilosadas sobre el sentido de una revista ha sido una forma de direccionar la ruta que ARQ ha tomado en estos últimos años. Desmontar las estructuras de pensamiento que predefinían cómo hacer las cosas para luego recombinarlas de maneras distintas ha sido una de las estrategias. Tal como nos recuerda Mark Wigley en la entrevista que le hicimos para este número, deconstruir no significa destruir, sino desarmar para repensar las preguntas de otra forma. Sin un “de” inicial, las estrategias “re” parecen condenadas a no ser más que un ingenuo remix.

Por eso nos hemos desviado. Para ver qué hay más allá. Para saber qué otras ideas, propuestas y puntos de vista nos pueden ayudar a complejizar, reforzar o bien hacernos dudar de nuestras formas de pensar. Lo hemos hecho sin miedo de perdernos, pues el antiguo camino seguirá ahí y quien así lo desee puede regresar a él. Pero quienes nos acompañaron en este desvío tal vez pudieron darse cuenta de que no hay sólo un camino, sino que son múltiples, y que el mundo que ellos abren para la arquitectura es mucho más rico y desafiante que el que encontramos en el camino habitual, como si condujéramos con piloto automático.



Artículos

•El proyecto deconstructivo es uno de optimismo
Mark Wigley entrevistado por Francisco Díaz


•Plaza De-Co. Una nueva vida para un edificio a la deriva
Felipe Miño

•Vestir, revestir, travestir
Sebastián Marchant

•Turba Tol-Hol-Hol-Tol. Pabellón de Chile en la 59va Bienal de Arte de Venecia
Alfredo Thiermann

•Colonialismo, Le Corbusier y la vista desde París
Eric Nay

Portafolio

•De la línea al círculo
Alejandra Celedón

•Recreate. Deconstrucción y reutilización en lugar de demolición de residuos
Erik Stenberg, José Hernández Vargas, Satu Huuhka

•Sentir y perder el sentido. Desmantelando lo doméstico
Tomás Errázuriz

•Deconstruyendo la práctica. Prototipo de sistema constructivo industrializado
Ignacio Rojas, Crístián Domínguez

•Golden Generation Generator
Fernando Portal

•(Des)Haciendo la arquitectura. Manifiesto de arquitectura antirracista
Cruz García, Nathalie Frankowski

Editorial

•Un largo de-tour
Francisco Díaz